Conjuros y Oraciones

Los mejores Conjuros para hacer y compartir

Hechizos

¿Cómo se hace un hechizo de amor?

¿Cómo se hace un hechizo de amor?

Para tu hechizo de amor es necesario que prepares el lugar donde vas a realizarlo. Por lo general, es conveniente llevarlo a cabo en un ambiente tranquilo. De ahí, que se recomiende la noche, porque potencia la fuerza de tu conjuro de amor. Asimismo, cierra puertas y ventanas y evita distracciones. También deberás apagar toda luz artificial. Ten presente que lo que vas a realizar es muy importante para ti, así que requiere toda tu concentración.

Los materiales. 

Este es otro elemento a tener en consideración. En función del hechizo de amor que realicemos necesitarás un material u otro. Pero todos tienen una cosa en común, necesitarás una mesa donde irás colocando todos los ingredientes para llevar a buen término tu hechizo de amor.

Del mismo modo, necesitarás una silla donde estar cómodo. Cuanto más relajado estés, mejores vibraciones tendrás para efectuar el hechizo. Para aumentar su efectividad es aconsejable que acompañes el ritual con una o dos velas blancas, al margen de las que pida el propio hechizo. De este modo, podrás ver lo que estamos realizando y crearán esa atmósfera de paz, tan idónea para tu cometido.

Las oraciones.

Deberás prestar especial atención a la petición que vas a formular. Es importante que analices cómo y qué vas a decir. Tus palabras serán las que llegarán a esa persona amada y dichas palabras harán que surta efecto el ritual para que esa persona, a la que tanto amas, te preste la atención que solicitas.

Tipos de hechizos.

Quizá tengas dudas en la efectividad de los hechizos de amor. Ten en cuenta que los hechizos son casi tan antiguos como la humanidad. De hecho, la primera constancia de su existencia es a partir del Neolítico. Desde entonces los hechizos han sido utilizados por el ser humano. Como puedes suponer, existen muchos tipos diferentes de hechizos de amor y que no debes mezclar ni adaptar, ya que seguir al pie de la letra los hechizos es lo que hará que sean efectivos.

Aquellos que intentan adivinar el futuro se denominan sortilegios. Si lo que intentas es someter a una persona, estarías realizando un encantamiento. Cuando realizas un hechizo con mala voluntad, es decir, que quieres hacer daño a alguien,  estarías efectuando una maldición. En cambio, si se realiza con fines de proteger a alguien estaríamos hablando de bendición.

Asimismo, los tipos de hechizos pueden clasificarse en función de su magia. En este sentido, haríamos referencia a la magia blanca y a la magia negra.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén